EN  |  ES
Qué es el asma: síntomas, diagnóstico, tratamiento.

Qué es el asma: síntomas, diagnóstico, tratamiento.

El asma es una enfermedad pulmonar crónica que afecta a las vías respiratorias de los pulmones, dificultando la respiración. Se caracteriza por inflamación, estrechamiento de las vías respiratorias y aumento de la producción de mucosidad. El asma puede desencadenarse por diversos factores, como la contaminación atmosférica, las alergias, el aire frío, el ejercicio y el estrés. Se calcula que más de 25 millones de personas padecen asma en Estados Unidos, y el número de personas diagnosticadas aumenta cada año.


Signos y síntomas

Causas

Factores de riesgo

Prevención

Diagnóstico

Tratamiento

Afrontamiento y apoyo

Complicaciones

Vivir con asma


Signos y síntomas

Los síntomas más frecuentes del asma son sibilancias, tos, opresión torácica y dificultad para respirar. Estos síntomas pueden variar de leves a graves y pueden desencadenarse por determinadas actividades o exposiciones. Algunas personas también pueden experimentar fatiga, dolor torácico y dificultad para dormir.

Causas

Se desconoce la causa exacta del asma, pero se cree que es una combinación de factores ambientales y genéticos. Las alergias, la contaminación atmosférica, las infecciones víricas y el estrés pueden desencadenar síntomas asmáticos.

Factores de riesgo

Cualquiera puede desarrollar asma, pero hay ciertos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de padecerla. Entre ellos se incluyen los antecedentes familiares de asma, la exposición a desencadenantes ambientales como el humo y el polen, y padecer otras alergias o problemas respiratorios.

Prevención

No hay forma de prevenir el asma, pero sí hay medidas que puede tomar para reducir el riesgo. Evitar los desencadenantes, como la contaminación atmosférica, el humo y el polen, puede ayudar a reducir el riesgo. También es importante someterse a revisiones periódicas y estar al día de las vacunas para reducir el riesgo de desarrollar asma.

Diagnóstico

El asma se diagnostica basándose en el historial médico del paciente, la exploración física y los resultados de las pruebas. Pruebas como las de función pulmonar, radiografías de tórax y análisis de sangre pueden ayudar a diagnosticar el asma.

Tratamiento

El tratamiento del asma puede incluir medicación, cambios en el estilo de vida y evitar los desencadenantes. Pueden utilizarse medicamentos como los corticoesteroides inhalados, los betaagonistas de acción prolongada y los modificadores de los leucotrienos para reducir la inflamación, abrir las vías respiratorias y disminuir los síntomas.

Afrontamiento y apoyo

Vivir con asma puede suponer un reto, pero hay recursos disponibles para ayudar. Los grupos de apoyo, los foros en línea y otros recursos pueden proporcionar información y apoyo a quienes viven con asma.

Complicaciones

El asma puede provocar complicaciones graves si no se trata. Estas complicaciones incluyen neumonía, bronquitis e incluso la muerte. Es importante buscar atención médica si experimenta cualquier síntoma de asma.

Vivir con asma

Vivir con asma puede ser difícil, pero con el tratamiento adecuado, cambios en el estilo de vida y apoyo, es posible controlar la enfermedad y llevar una vida sana. Es importante que hable con su médico sobre sus síntomas y se asegure de que recibe el mejor tratamiento posible.

 

El asma es una enfermedad grave y potencialmente mortal, pero con el tratamiento adecuado y cambios en el estilo de vida es posible controlar los síntomas y llevar una vida sana. Es importante que hable con su médico si experimenta algún síntoma y que se asegure de que está recibiendo el mejor tratamiento posible.